marzo 16, 2007

    Nosé si hace algún tiempo hablé sobre el anhelo y los deseos. Sueño con tener cosas, sean materiales o no, y una vez que las tienes, pierden valor. Es mitica la frase que dice “no te das cuenta de lo que tienes hasta que lo pierdes”. Gran verdad .

     Recuerdo hace unos años cuando soñé con ser administrativo. Entré en un curso formativo el cual aproveché al maximo. Me gustaba y lo disfrutaba. Acabé y a las pocas semanas me encontré con la suerte de estar trabajando en una oficina. Dos años despues esos mismos sueños comenzaron a viajar a otro sitio. Perdían valor. No hablo de motivaciones ni de condiciones laborales. Personalmente perdía las ganas. ¿Es entonces los sueños no duran para siempre?

   Cambié de oficio y lo disfruté. Meses despues anhelaba el anterior trabajo…

  En esta ocasión la experiencia me habla y me dice que todo no se puede tener. O una cosa u otra que ‘teta y sopa no entran en la boca’. Pues nada. La conclusión parece bastante sencilla:

    El bolsillo donde guardo mi dinero tiene un agujero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: